9/10/14

Tarta de cebolla francesa

Esta tarta de cebolla, es exquisita, es fácil de hacer, nos admite tanto una masa comprada como una hecha en casa, y en realidad hacerla no es tanto trabajo.
La receta es para un molde de 24 cm, pero yo siempre prefiero hacer dos moldes pequeños, de esta forma comemos una y la otra al congelador, para sacar en cualquier momento para una cena rápida acompañada de una ensalada de hojas verdes. :)




Ingredientes
Masa brisa o pâte brisée, comprada o hecha en casa
125g de mantequilla a temperatura ambiente
200g de harina repostería
1/2 tsp de sal
30g de leche bien fria
1 yema de huevo

Relleno
600g cebolla pelada y cortada
150g nata para cocinar
2 rebanadas pan de molde
80g vino blanco
50g aceite de oliva
1/2 tsp sal
10g harina
1 huevo
pimienta




La masa la podemos preparar tanto a mano, como en el robot de cocina. Cortar la mantequilla en cubos, agregamos la harina con la sal, hacemos funcionar el robot, agregamos la yema con la leche bien fría hacemos una bola y llevamos al frío por una hora o por toda la noche. Siempre debemos recordar que no se trabaja mucho la masa. También la podemos congelar.

Mientras nuestra masa reposa en el frío comenzamos con el relleno.

Con ayuda de la mandolina cortamos las cebollas bien finitas, necesitamos 600g. En una cazuela de fondo grueso colocamos el aceite y agregamos la cebollas, cocinamos a fuego bajo por 15 minutos, necesitamos que estos queden transparentes y cocidos pero sin color, removemos de vez en cuando para que no se nos pegue.

En un cuenco ponemos las dos rebanadas de pan de molde sin la corteza con el vino, yo he usado un Lambrusco, que al ser un vino dulce le da un sabor diferente.  Pisamos bien, hasta tener una especie de puré.
En otro cuenco batimos el huevo con la sal, la pimienta y la harina, le agregamos la nata, mezclamos bien y agregamos luego la mezcla de pan y vino.

Espolvoreamos con harina la mesa de trabajo, estiramos la masa, y cubrimos un aro de repostería con nuestra masa sobre un papel de horno. La ventaja de usar un aro es que queda más crujiente. Si no tenemos  usaremos un molde para tarta con fondo. Mientras terminamos de preparar nuestro relleno regresamos la masa al frío. Con esta cantidad de masa nos sale un molde de 24 cm, pero nos sobra más para hacer unas tarteletas extras, pero como dije antes, yo hago dos anillos y preparo dos tartas y de esa forma no me sobra nada :)

Volvemos al relleno y mezclamos la cebolla con la crema de huevos  que teníamos reservada.  Horneamos en horno precalentado por 40/45 minutos hasta que la tarta esté bien dorada.


Esta receta es de un blog francés fantástico C´est ma fournée!
Caro :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantaría leer lo que tengas que comentarme :)

Blogging tips